Espectáculos en Andalucía

Trucos de magia fáciles para niños


Realizaremos unos trucos de magia fáciles para niños muy entretenidos y con materiales sencillos que podemos tener en casa. El objetivo es que el niño se convierta en un sensacional mago y pueda sorprender a todos con su magia. El personaje del mago, siempre es una gran ilusión en los niños, sobre todo si lo acompañamos con su sombrero, sus guantes, su capa y su elegante traje de solapa.

Hay que recordar que en todos los trucos de magia es necesario tener práctica y mucha disciplina, pero con los niños es necesario hacerlo jugando, para que ellos lo vean divertido y puedan interesarse en hacer ilusionismo. Además podemos enseñarles también algunas palabras mágicas, como el típico “Abracadabra” y movimientos de las manos utilizando su varita mágica.

Trucos de magia con salsa de tomate para niños

Este es uno de los trucos de magia fáciles para niños más sorprendentes, porque ellos pueden en todo momento controlar la magia y sentir que realmente están haciendo algo inigualable. Para realizarlo vamos a necesitar una botella de plástico llena de agua y con su respectiva tapa. También utilizaremos algunos sobre pequeños de salsa de tomate, como los que te dan cuando compras una hamburguesa, estos son en realidad el artículo principal de este truco.

Dado que la botella está llena de agua, le vamos a decir al público que meteremos un sobrecito de salsa de tomate dentro de ella, después tapamos la botella y tomamos con nuestra mano muy abierta el cuerpo de la botella, pero sin tapar la visibilidad del sobre, haciendo un poco de presión en ella. Les diremos que vamos a controlar mentalmente el sobre de salsa, y en ese momento vamos a soltar la presión en la botella y el sobre automáticamente va a bajar, les decimos que le ordenamos al sobre subir y apretamos la botella y el sobre sube. Estos trucos de magia fáciles para niños tienen que practicarse, pero son sencillos como lo podemos ver en el siguiente video:

Es importante decirle al niño que no le vamos a explicar al público como es que estamos logrando subir y bajar el sobre, pues el misterio siempre debe de quedarse en estos trucos de magia fáciles para niños. Una vez que el niño domine este truco, podemos pasar al siguiente que es un poco más complicado.

Trucos de magia con la pelota fáciles para niños

En estos trucos de magia fáciles para niños, vas a trabajar tu habilidad con las manos y también la rapidez de los movimientos. En realidad es sencillo y los niños no tendrán muchos problemas para hacerlo. Los materiales que vamos a necesitar son una pelota de tenis, varios pañuelos desechables  y una moneda, además de una mesa. Nos vamos a  sentar cerca de la mesa y vamos a mostrar a todos la pelota y la moneda, les decimos que es una mesa mágica, porque las cosas traspasan siempre su superficie.

Ponemos la pelota arriba de la moneda y la tapamos con un pañuelo, apretando la pelota por encima del pañuelo, después quitamos el pañuelo y les enseñamos que ambas cosas siguen ahí. Nuevamente tapamos la pelota con el mismo pañuelo y otro más encima, y les volvemos a mostrar que la pelota y la moneda siguen ahí. Por última vez, tapamos la pelota con los pañuelos y agregamos uno más, apretando la pelota por encima con los pañuelos. Movemos los pañuelos con todo y la pelota y discretamente la dejamos caer en nuestras piernas, pero la magia consiste en que los pañuelos siguen teniendo la forma redonda de la pelota, por lo que los volvemos a poner encima y rápidamente damos un golpe con la mano a los pañuelos como haciendo desaparecer la pelota, vamos a ver el segundo de estos trucos de magia fáciles para niños.

Dado que los pañuelos nunca pierden la forma de la pelota, hasta que les damos el manotazo, las personas creerán que en realidad siempre tuvimos la pelota encima de la moneda y que efectivamente paso por la mesa, llegando por arte de magia hacia abajo como se muestra en el truco número dos del video.

Bueno, ahora ya tienen los pequeños más opciones para hacer ilusionismo y divertir a sus invitados, recuerda que los grandes magos empezaron desde temprana edad y llegaron a ser los mejores haciendo trucos de magia fáciles para niños.